Saltar al contenido
El Bordado Online

Bordado Japonés: Sashiko

sashiko

Sashiko sobresale por su belleza y sobriedad de sus motivos, entre los distintos tipos de bordados a mano que existen hoy en día. Pero, también por la historia que se ha ido tejiendo, a lo largo del Período Edo o Shogunato Tokugawa (1603-1867).

Sashiko es una técnica de bordado ancestral 

Estos bordados estaban asociados exclusivamente a las clases trabajadoras y humildes de todo un país.

A grandes rasgos, las llamadas “castas nobles” eran las únicas que podían hacer gala de las mejores telas, los más elaborados bordados a mano, así como de cualesquier color vivo y atrayente.

Por ser considerados los mismos símbolos de estatus: dime como te vistes y sabré quién eres, era la norma a la que no escapaba la variopinta estructura social del Japón feudal.

Y es que, más allá de la accesibilidad económica a los materiales, hablamos de pautas culturales de obligatorio cumplimiento y sancionadas por las autoridades del momento.

En este caso, las tonalidades azules se consideraban como modestas y apropiadas para las distintas clases sociales ajenas a las élites de la época.  Este color se obtenía al teñir las telas con una planta silvestre y muy común llamada índigo.

Un bordado de remiendo

En las siguientes imágenes se aprecian estas prendas de la época, remendadas por el bordado.

Se reglamentó su uso a lo largo y ancho del territorio a las clases trabajadoras. Y son, por estas mismas limitaciones, que el Sashiko es prueba manifiesta de la creatividad e inventiva popular ante las restricciones.

Es reutilizable para textiles como tejidos de cáñamo, lino y algodón, propios del hogar.

Además de ser multifuncionales, pues los distintos retazos de telas, comúnmente usados para su confección (en superposición y acolchado) la hacían una prenda ideal para afrontar el invierno, en aquellos años.

Un bordado de embellecimiento

De ahí, su trascendencia y perdurabilidad en el tiempo, porque después de abolidas las prohibiciones referentes a la indumentaria, con el arribo de la modernidad (Era Meiji o de la Restauración), el Sashiko se convirtió en un bordado con alta demanda para su uso en Japón, dándosele mayor relevancia a su “función de embellecimiento” que a su “función de remiendo” que hasta ahora tenia.

COJINES Y FUNDAS

BOLSOS

ROPA

KIMONOS

LENCERIA Y OTROS ACCESORIOS

Rápidamente, fue aumentando su producción en patrones mucho más sofisticados, con acabados más exigentes en sus puntadas geométricas, sin perder su sobriedad y simpleza.

Más tarde, se introdujeron telas e hilos de otros colores y se plantearon las distintas formas de aplicarlos. Sin embargo, los puristas prefieren ceñirse al estilo clásico índigo con su tradicional simpleza y sobriedad de sus puntadas de hilos blancos.

Bordado Sashiko Paso a Paso

Materiales para bordar sashiko

Como en todo proyecto de bordado, la elección de la tela adecuada, y más al tratarse de bordados a mano, es fundamental para llevar a feliz término nuestra empresa y ejecutar así, una pieza que raye en la perfección y ajuste a nuestros anhelos y necesidades.

LINO PURO

Para este tipo de bordado no hay mayor limitante en cuanto a tipos de tela, nosotros sugerimos el lino puro, el material a emplear por gozar tres cualidades que demanda un proyecto de esta índole: durabilidad, resistencia y flexibilidad. Además, la naturaleza de sus fibras permite que la aguja se deslice con gran facilidad sin comprometer la integridad de la pieza.

 

HILO SASHIKO (Hilo Perlé)

En cuanto al hilo, su mejor opción será un hilo especial que es similar al algodón perlé o al hilo de bordar.

 

Herramientas para bordar Sashiko

Si bien básicas, necesitaremos principalmente las siguientes:

  • Agujas Sashiko (se trata de una aguja de bordado un poco más larga de lo habitual).
  • Dedal.
  • Papel de calco o en su defecto un marcador de tela.

 

Plantillas para Sashiko (Patrones Sashiko)

Los diseños van desde simples líneas, figuras geométricas y dibujos sashiko, hasta mosaicos de mayor grado de dificultad.

Lo importante, una vez elegido un diseño para su proyecto, será transferirlo a su tejido (con el papel de calco, marcador deleble para telas o una plantilla de estarcido) para asegurar una costura limpia y regular.


En los siguientes videos podrán apreciar paso a paso, y con mayores detalles que a las palabras escapan, este tipo de bordado.

Dibujo de los patrones base para las puntadas

Las puntadas se trabaja de la manera habitual: una puntada básica y continua. La única diferencia es el espacio dejado entre cada puntada, que ha de ser la mitad de la misma. Es decir, los puntos principales son más largos y, los espacios dejados, son la mitad de dicha longitud.

Puntada 1. 

Puntada 2. 

 

Otros ejemplos 

 

 

Última actualización el 2018-12-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados